¡El minotauro ha caído, y no ha sido el único en caer!

Vestibulum tincidunt lobortis turpis, dignissim ornare tellus ornare in. ::LUNA

Teseo ha logrado matar al minotauro de Creta gracias a la ayuda de Dédalo aunque le ha costado la vida a su hijo Ícaro.

::NOMBRE ESCRITOR

     Como ya informamos en el árticulo "Atenas entre un ejército y un minotauro" Atenas tuvo que aceptar una serie de condiciones para firmar la paz con la isla de Creta, una de las cuales exigía que se mandasen catorce atenienses, siete doncellas y siete jóvenes, para dárselos a comer al minotauro. Desde entonces han sido tres las veces que se ha mandado el barco pero no habrá una cuarta ya que Teseo, hijo del rey Egeo de Atenas, ya cansado de tanto sacrificio dio muerte al minotauro hace unas jornadas.

     Teseo decidió ir en la tercera embarcación con la esperanza de matar al minotauro y librar a Atenas de este castigo, aunque antes prometió a su padre que cuando volviese izaría las velas blancas para que él supiese que lo había conseguido y en unas jornadas se encontraba en la isla preparándose para ser devorado por el minotauro. Según explicó luego, para los sacrificados tenían un edificio al lado del laberinto para atenderlos y darles de comer para que así estuviesen en forma para el minotauro.

     Ariadna, una de las hijas del rey Minos, no estaba de acuerdo con estos sacrificios y por eso quiso ayudar a Teseo, por eso y porque le pareció tan hermoso y maravilloso que desde el primer momento en que lo vio se enamoro perdidamente de él. Ese amor fue el que la impulsó a pedirle ayuda a Dédalo pues, junto al rey, era el único que conocía la forma de salir del laberinto con vida. éste, que tampoco estaba muy de acuerdo con lo que el rey Minos estaba haciendo, la ayudó y Ariadna fue corriendo al jardín por donde paseaba todos los días, pues los aposentos de los "invitados" estaban al lado del jardín. Así le contó a Teseo que para salir del laberinto debía usar un ovillo de hilo que debería atar en la entrada del laberinto e ir desenrollando por el camino para luego seguir el hilo de vuelta, pero a cambio le pidió que en caso de que matase al minotauro

la llevase con él a Atenas porque su padre no le perdonaría la traición y, aquí entre nosotros, porque también se moría por los huesos de ese hombre, para que mentir.

     Así Teseo acabo con el minotauro y emprendió su viaje a casa con Ariadna y Fedra, hermana de ésta, que no quiso quedarse allí sola. Pero en una tormenta Ariadna acabo en la orilla de una isla y cuando despertó el barco ya estaba demasiado lejos. Golpeado por la tristeza de perder a Ariadna, Teseo olvido izar las velas blancas y su padre que todos los días miraba el mar en busca de esa señal vio el barco pero con las velas negras izadas, y creyendo que su hijo había perecido ante el minotauro se quitó la vida... esto pasa por precipitarse. Ahora Teseo es el rey de Atenas y está casado con Fedra, no hay mal que por bien no venga.

     Pero mientras pasaba todo esto, otros tuvieron menos suerte: el rey Minos supo que Dédalo ayuda a Teseo y por ello lo encerró junto a su hijo Ícaro dentro del laberinto como castigo de su deslealtad; pero, haciendo tributo a su inteligencia, Dédalo fabricó unas alas para él y su hijo. De esa manera fue como escaparon, como dos pájaros volando hacia la libertad. Sin embargo, Ícaro no hizo caso de las advertencias de su padre cuando le dijo que no volase muy cerca del sol porque derretiría la cera de las alas, pero tampoco muy cerca del mar porque el agua las mojaría.

     De la emoción Ícaro empezó a volar y a acercarse cada vez más al sol, y aunque su padre intentó volver a avisarle, hizo caso omiso y así acabo...en el fondo del mar. Dédalo apenado por la muerte de su hijo, llegó a Sicilia bajo la protección del rey Cócalo.

Acrisio muere a manos de su nieto, al que no conoce y al que cuando nació mando matar.

::NOMBRE ESCRITOR

     No podía ser de otra manera. Zeus cumplió lo prometido a Dánae como contamos hace ya tiempo en el artículo "Una más a la lista, que no parece tener fin...". El todo poderoso demostró tener un gran sentido del honor, aunque su esposa no pueda decir lo mismo, al pedir a su hermano Poseidón que empujase el arcón donde iban encerrados Dánae y Perseo, quienes acabaron llegando a la isla de Sérifos. Por suerte esta vez Hera no arremetió contra Dánae por ser amante de Zeus y así pudieron rehacer sus vidas, y el pequeño Perseo creció y se convirtió en un joven fuerte y valiente.

     Perseo participaba en la última edición de los Juegos Olímpicos que se celebraban hace un par de jordanas cuando al lanzar el disco, con tan mala suerte le fue a dar a un hombre entre el público matándolo en el acto.

     Así Perseo cumplió con la visión del oráculo, pues el hombre era mismísimo Acrisio, su abuelo, a quien según una profecía mataría. Y efectivamente lo ha hecho. Quien la da la toma y Acrisio la ha tomado a pesar de todo su esfuerzo en empeñarse en lo contrario.

     Las últimas noticias que nos llegan de Dédalo son que sigue instalado en Sicilia y que planea construir allí un templo para Apolo y colgar sus alas en señal de ofrenda. Suponemos que también seré una forma de recordar a su hijo. Como ven, todo puede cambiar en cuestión de segundos.

Grecia Arcaica