Conoce las tácticas de batalla que emplea nuestro ejército contra los enemigos.

::NOMBRE ESCRITOR

     Ayer estuvimos en el campo de entrenamiento viendo las tácticas de batalla de nuestro ejército y también hablamos con el instructor, quien nos contó variedad de cosas y secretos acerca de las tácticas que utilizan en la guerra.

     Los tiempos van cambiando y, como todo, el ejército debe adaptarse a las nuevas necesidades que crean dichos cambios y así se ha hecho con las tácticas de batalla. Desde que llegaron los hoplitas nuestros ejércitos luchan en formaciones organizadas que requieren un entrenamiento preciso, como nos contaba el instructor: "antes se luchaba individualmente y así nos iba. Pero ahora con los hoplitas luchamos juntos como una piña, pues bien es sabido que un ejército unido jamás será vencido.".

     Esas formaciones organizadas consisten en unidades conocidas como "falanges", donde los soldados se posicionan en largos bloques rectangulares protegidos cada uno con su escudo y con el escudo del soldado de al lado, y cuando cae un soldado de delante, el soldado que lo sigue por detrás debe sustituirlo. Pero parece que este bloque no es tan impenetrable como se puede creer:

–Bueno, aunque cada uno de los soldados está bien protegido por su escudo, que para eso se hacen tan grandes, al portar todos el escudo en el mismo lado, normalmente el izquierdo, los soldados situados en el extremo derecho de un bloque quedan algo desprotegidos debido a que no tienen otro compañero al lado  que  les  cubra.  Pero  reitero,

nuestros soldados están preparados para eso y mucho más, así que no es impedimento ni punto flaco para nosotros.- nos relataba el instructor, quien intentó esquivar la pregunta pues como es normal a nadie le hace gracia dar a conocer sus puntos débiles. Sin embargo este "secreto" no parece tan secreto porque de hecho todos nuestros enemigos atacan justo ahí... ¿tendremos entonces un traidor o espía entre nosotros?

     Por otro lado, nos contaba que una falange ataca de frente cargando contra el enemigo hasta que este cede y si no lo hace, los dos ejércitos empujan hasta que se desarticula una línea.

     ""Es como un baile, todos deben seguir el ritmo a la vez para ir juntos y desempeñar un buen trabajo, ya que si uno no sigue el ritmo no sólo se pone en riesgo él sino que también peligra toda la falange" así definía el jefe de los hoplitas la técnica que utilizan para mantener una falange unida y sincronizada. Los soldados deben permanecer alineados y moverse todos a la vez. De hecho para seguir el ritmo como decía el jefe, se suele utilizar música de flauta para ayudar a mantener el paso.

     Suponemos que los músicos serán neutros en una batalla porque los pobres –sean del bando que sean– bastante tienen con hacerse oír entre tanto ruido y es que entre gritos de guerra y el retumbar de los pasos de la falange más que músculos para sostener el escudo los soldados deben tener el oído de una liebre.

Simulación de batalla entre nuestro ejército y unos supuestos invasores. ::LUNA

Mujer ya no te soporto ¡quiero el divorcio!

::NOMBRE ESCRITOR

     El divorcio es la epidemia social más grande de los últimos tiempos, parece que los hombres ya están hartos de tener que aguantar a sus mujeres y a la mínima oportunidad se lanzan en picado a por el divorcio, aunque la mujer no tiene que dar muchos motivos para ello pues hoy día es muy fácil conseguir el divorcio... ¡ojo! No crean que esta situación es reciproca y que la mujer lo tiene tan fácil, no que va, el hombre y solo él tiene el privilegio de poder acudir al divorcio por sí mismo en caso de querer librarse de su mujer.

     El hombre  puede hacer,  com-

portarse más o menos como quiere, pero la mujer tiene que seguir una serie de normas muy rígidas y tener mucho cuidado pues si el marido tiene cualquier sospecha de un escándalo éste podría pedir el divorcio presentando una declaración formal de divorcio ante testigos. Una vez adquirido el divorcio el hombre se queda con los hijos y manda a su ex-esposa con el pariente masculino más cercano devolviendo la dote que se le entregó a ese pariente.

     Sin embargo una mujer no puede ejercer acciones legales por sí misma, debe acudir a un dirigente conocido como arconte y convencerlo de que actúe en su nombre... la esperanza es lo último que se pierde ¿no?

Grecia Arcaica