Bankinter se desmarca de BBVA al cerrar la puerta a cobrar por los depósitos de los clientes Diego Larrouy

Bankinter se desmarca de BBVA al cerrar la puerta a cobrar por los depósitos de los clientes

Este jueves ha comenzado la ronda de presentación de resultados de las entidades financieras cotizadas de un ejercicio, el de 2020, marcado por la crisis del coronavirus. La encargada en abrir este periodo, que se prolongará hasta la primera semana de febrero, ha sido Bankinter, quien ha cerrado el año con un desplome del 42% en su beneficio, debido a las provisiones que realizó en la primera mitad del ejercicio para hacer frente al posible impacto de la pandemia en sus cuenta. En concreto se anotó un beneficio de 317 millones de euros.

La encargada de presentar las cuentas ha sido María Dolores Dancausa, consejera delegada de la que a día de hoy es la sexta entidad del país. La directiva ha analizado, además, los principales debates que están abiertos en el sector y, en especial, al movimiento anunciado por BBVA como primera entidad que cobrará por los depósitos de sus clientes si superan los 100.000 euros. Aunque era una posibilidad que se valoraba desde hacía meses por la banca española, ha sido BBVA la que ha abierto la veda. Sin embargo, Dancausa ha cerrado la puerta a que Bankinter se sume a esta posibilidad. «A las personas físicas no cobramos ni tenemos intención de hacerlo», ha zanjado, apuntando que solo se cobrará en el caso de grandes empresas, como se viene haciendo desde hace tiempo en varios grupos bancarios.

Dancausa también se ha opuesto, como ya hiciera hace unos meses, a la posibilidad de que los bancos tengan que pagar por las hipotecas de aquellos clientes cuyos intereses puedan llegar a negativo debido a la caída del euríbor. «Es un despropósito, es el mundo al revés», ha asegurado la responsable ejecutiva de Bankinter. «La legislación española sostiene que la naturaleza jurídica del contrato de préstamo se basa en que el prestamista presta y el cliente devuelve capital más intereses», ha apuntado, recordando que en la última ley hipotecaria se fijó que el interés de una hipoteca nunca puede ser negativo. Ha reconocido, eso sí, que en algún caso excepcional se ha podido producir en el banco, pero como medida comercial «y no como norma».

La responsable de Bankinter ha lanzado dos dardos hacia competidores respecto a otros dos temas abiertos en el sector: fusiones y empleo. Respecto al primer punto, Dancausa ha vuelto a mostrarse escéptica sobre este tipo de operaciones, como la que tienen abierta CaixaBank y Bankia y Unicaja y Liberbank. «A corto plazo pueden dar alegrías pero a medio plazo no lo tengo tan claro», ha subrayado la directiva, quien ha cerrado la puerta a que Bankinter vaya a participar en la ola de concentración que todavía puede traer nuevos movimientos en el sector este año. Respecto al segundo tema, el del empleo, Dancausa ha sacado pecho de la situación de su entidad. «Nosotros, contrariamente al sector, seguimos sumando plantilla y generando empleo», ha apuntado. Santander, CaixaBank, Unicaja, Ibercaja o Sabadell tienen o tendrán abiertos procesos de salidas este año.

Dancausa se ha referido también a la política económica del Gobierno frente a la crisis abierta por el coronavirus. Aunque ha criticado la subida de impuestos, la consejera delegada de Bankinter ha celebrado la labor «enormemente positiva» que está teniendo el Ejecutivo de Pedro Sánchez en lo referente a las ayudas europeas. «Se está yendo muy deprisa y se ha hecho un trabajo muy bueno», ha apuntado la directiva, quien aboga por que la banca tenga protagonismo como canalizador de los fondos hacia la economía.

En lo que se refiere a la evolución del negocio del banco, Dancausa ha asegurado que son unos resultados positivos pese a que se ha roto con una inercia de siete años mejorando el resultado. «La actividad crediticia o los ingresos han superado a las del año anterior y son las mejores cifras de nuestra historia», ha afirmado. Los ingresos del grupo han crecido un 3,6%, hasta los 1.700 millones de euros, al tiempo que ha seguido reduciendo la tasa de morosidad del banco, hasta el 2,37%. Sin embargo, la empresa reconoce que la pandemia ha impactado en su rentabilidad, tomando como referencia una magnitud llamada ROE, que este año ha sido del 7%, poco más de la mitad de un año antes.

Bankinter mantiene para este año sus planes de sacar a Bolsa su aseguradora, Línea Directa, pese al retraso que ha supuesto la pandemia. En estos momentos, ha explicado Dancausa, se ha pedido al BCE que avale esta operación, que al igual que la vuelta al dividendo precisa de la aprobación del supervisor comunitario. «Tenemos confianza en que nos lo van a conceder a lo largo del año y Estamos determinados en esta operación», ha señalado la directiva.

Este jueves ha comenzado la ronda de presentación de resultados de las entidades financieras cotizadas de un ejercicio, el de 2020, marcado por la crisis del coronavirus. La encargada en abrir este periodo, que se prolongará hasta la primera semana de febrero, ha sido Bankinter, quien ha cerrado el año con un desplome del 42% en su beneficio, debido a las provisiones que realizó en la primera mitad del ejercicio para hacer frente al posible impacto de la pandemia en sus cuenta. En concreto se anotó un beneficio de 317 millones de euros.La encargada de presentar las cuentas ha sido María Dolores Dancausa, consejera delegada de la que a día de hoy es la sexta entidad del país. La directiva ha analizado, además, los principales debates que están abiertos en el sector y, en especial, al movimiento anunciado por BBVA como primera entidad que cobrará por los depósitos de sus clientes si superan los 100.000 euros. Aunque era una posibilidad que se valoraba desde hacía meses por la banca española, ha sido BBVA la que ha abierto la veda. Sin embargo, Dancausa ha cerrado la puerta a que Bankinter se sume a esta posibilidad. «A las personas físicas no cobramos ni tenemos intención de hacerlo», ha zanjado, apuntando que solo se cobrará en el caso de grandes empresas, como se viene haciendo desde hace tiempo en varios grupos bancarios.Dancausa también se ha opuesto, como ya hiciera hace unos meses, a la posibilidad de que los bancos tengan que pagar por las hipotecas de aquellos clientes cuyos intereses puedan llegar a negativo debido a la caída del euríbor. «Es un despropósito, es el mundo al revés», ha asegurado la responsable ejecutiva de Bankinter. «La legislación española sostiene que la naturaleza jurídica del contrato de préstamo se basa en que el prestamista presta y el cliente devuelve capital más intereses», ha apuntado, recordando que en la última ley hipotecaria se fijó que el interés de una hipoteca nunca puede ser negativo. Ha reconocido, eso sí, que en algún caso excepcional se ha podido producir en el banco, pero como medida comercial «y no como norma».La responsable de Bankinter ha lanzado dos dardos hacia competidores respecto a otros dos temas abiertos en el sector: fusiones y empleo. Respecto al primer punto, Dancausa ha vuelto a mostrarse escéptica sobre este tipo de operaciones, como la que tienen abierta CaixaBank y Bankia y Unicaja y Liberbank. «A corto plazo pueden dar alegrías pero a medio plazo no lo tengo tan claro», ha subrayado la directiva, quien ha cerrado la puerta a que Bankinter vaya a participar en la ola de concentración que todavía puede traer nuevos movimientos en el sector este año. Respecto al segundo tema, el del empleo, Dancausa ha sacado pecho de la situación de su entidad. «Nosotros, contrariamente al sector, seguimos sumando plantilla y generando empleo», ha apuntado. Santander, CaixaBank, Unicaja, Ibercaja o Sabadell tienen o tendrán abiertos procesos de salidas este año.Dancausa se ha referido también a la política económica del Gobierno frente a la crisis abierta por el coronavirus. Aunque ha criticado la subida de impuestos, la consejera delegada de Bankinter ha celebrado la labor «enormemente positiva» que está teniendo el Ejecutivo de Pedro Sánchez en lo referente a las ayudas europeas. «Se está yendo muy deprisa y se ha hecho un trabajo muy bueno», ha apuntado la directiva, quien aboga por que la banca tenga protagonismo como canalizador de los fondos hacia la economía.En lo que se refiere a la evolución del negocio del banco, Dancausa ha asegurado que son unos resultados positivos pese a que se ha roto con una inercia de siete años mejorando el resultado. «La actividad crediticia o los ingresos han superado a las del año anterior y son las mejores cifras de nuestra historia», ha afirmado. Los ingresos del grupo han crecido un 3,6%, hasta los 1.700 millones de euros, al tiempo que ha seguido reduciendo la tasa de morosidad del banco, hasta el 2,37%. Sin embargo, la empresa reconoce que la pandemia ha impactado en su rentabilidad, tomando como referencia una magnitud llamada ROE, que este año ha sido del 7%, poco más de la mitad de un año antes.Bankinter mantiene para este año sus planes de sacar a Bolsa su aseguradora, Línea Directa, pese al retraso que ha supuesto la pandemia. En estos momentos, ha explicado Dancausa, se ha pedido al BCE que avale esta operación, que al igual que la vuelta al dividendo precisa de la aprobación del supervisor comunitario. «Tenemos confianza en que nos lo van a conceder a lo largo del año y Estamos determinados en esta operación», ha señalado la directiva.Read MoreElDiario.es – ElDiario.es

Publicada el
Categorizado como Noticias

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Generated by Feedzy