Cantabria valora confinar municipios de más de 5.000 habitantes, cerrar la hostelería y limitar la educación presencial si la incidencia sigue creciendo Laro García, Javier Fernández Rubio

Cantabria valora confinar municipios de más de 5.000 habitantes, cerrar la hostelería y limitar la educación presencial si la incidencia sigue creciendo

Cantabria no tomará nuevas medidas sanitarias para la ciudadanía de momento, aunque valora aplicar un nuevo paquete de restricciones en el caso de que la incidencia supere los 500 casos por cada 100.000 habitantes y la ocupación de las camas de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) por pacientes COVID alcance el 40% del total. Entre las posibilidades que se contemplan en este plan elaborado por la Dirección General de Salud Pública están el cierre perimetral de los municipios más afectados y con población superior a 5.000 habitantes, con la paralización de todas aquellas actividades no esenciales, la clausura total de la hostelería y la restauración o la limitación de la educación presencial, que podría incluso suponer la vuelta a las clases online con el cierre de los colegios e institutos como en la primavera pasada.

Así lo ha anunciado este miércoles en rueda de prensa el consejero de Sanidad de Cantabria, Miguel Rodríguez (PSOE), junto al nuevo responsable de Salud Pública, Reinhard Wallmann, que han comparecido de forma conjunta en la sede del Ejecutivo autonómico para informar sobre la evolución epidemiológica en Cantabria tan solo unas horas antes de la celebración del Consejo Interterritorial de Salud, donde las autonomías y el Estado debatirán sobre los próximos pasos a seguir en el plan de vacunación o sobre la posibilidad de ampliar aún más el toque de queda hasta las 20.00 horas, una medida que el presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, ya ha defendido públicamente y ha mostrado su disposición a aplicar.

Los últimos datos de la incidencia de contagios permiten presumir a la Dirección General de Salud Pública que hay una cierta ralentización de la pandemia, si bien no se baja la guardia ya que los test de cribados aleatorios que se realizan, sobre todo allí donde se produce un brote, está constatando la presencia de la cepa británica, cuya contagiosidad es entre un 15 y un 20% superior.

Reinhard Wallman ha informado que del total de 145 altamente sospechosos de positivo atribuido a la cepa británica del SARS CoV-2, el 85% se han detectado en cribados de 15 brotes. El Servicio de Microbiología está interviniendo en este estudio paralelo de la cepa británica analizando la caracteriología genética de los casos sospechosos para confirmarlos cuanto antes.

«En total, hemos cribado unos 964 casos confirmados de COVID de forma aleatoria, y 142 han sido confirmados como de alta sospecha de cepa británica. Aproximadamente del 15%. La evolución va creciendo en las dos últimas semanas. Todavía estamos a la espera de la secuenciación. Es un proceso que no va tan rápido. Tarda varias semanas. Es muy probable que se vayan a confirmar», ha informado el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez.

En todo caso, al menos hoy, la situación se considera «estable», según Reinhard, lo cual no quiere decir que esto tenga repercusión inmediata en las hospitalizaciones, sobre todo en las unidades de cuidados intensivos. La tasa de incidencia comunitaria a 14 días hace que, al menos en lo que atañe a las UCI, el porcentaje de ocupación (23% este miércoles) no vaya a descender sino a aumentar, a medida que los positivos evolucionen. La tasa de ocupación de la UCI está fluctuando estos días entre el 20 y el 27%, de hecho Cantabria se sitúa este este miércoles en un estado de alerta 3, aunque no se descarta que vuelva rápidamente al 4, precisamente por esta fluctuación de la ocupación de la UCI que determina el estado de alarma de la Comunidad.

En los últimos siete días se han detectado en Cantabria 1.012 casos de coronavirus, un crecimiento del 11% con respecto respecto a la semana anterior, que experimentó un crecimiento en los contagios del 33%. Esta ralentización implica casos de todo tipo: en Torrelavega está descendiendo, en Reinosa se mantiene estable y es creciente en Santander y Laredo.

Cantabria no tomará nuevas medidas sanitarias para la ciudadanía de momento, aunque valora aplicar un nuevo paquete de restricciones en el caso de que la incidencia supere los 500 casos por cada 100.000 habitantes y la ocupación de las camas de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) por pacientes COVID alcance el 40% del total. Entre las posibilidades que se contemplan en este plan elaborado por la Dirección General de Salud Pública están el cierre perimetral de los municipios más afectados y con población superior a 5.000 habitantes, con la paralización de todas aquellas actividades no esenciales, la clausura total de la hostelería y la restauración o la limitación de la educación presencial, que podría incluso suponer la vuelta a las clases online con el cierre de los colegios e institutos como en la primavera pasada.Así lo ha anunciado este miércoles en rueda de prensa el consejero de Sanidad de Cantabria, Miguel Rodríguez (PSOE), junto al nuevo responsable de Salud Pública, Reinhard Wallmann, que han comparecido de forma conjunta en la sede del Ejecutivo autonómico para informar sobre la evolución epidemiológica en Cantabria tan solo unas horas antes de la celebración del Consejo Interterritorial de Salud, donde las autonomías y el Estado debatirán sobre los próximos pasos a seguir en el plan de vacunación o sobre la posibilidad de ampliar aún más el toque de queda hasta las 20.00 horas, una medida que el presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, ya ha defendido públicamente y ha mostrado su disposición a aplicar.Los últimos datos de la incidencia de contagios permiten presumir a la Dirección General de Salud Pública que hay una cierta ralentización de la pandemia, si bien no se baja la guardia ya que los test de cribados aleatorios que se realizan, sobre todo allí donde se produce un brote, está constatando la presencia de la cepa británica, cuya contagiosidad es entre un 15 y un 20% superior.Reinhard Wallman ha informado que del total de 145 altamente sospechosos de positivo atribuido a la cepa británica del SARS CoV-2, el 85% se han detectado en cribados de 15 brotes. El Servicio de Microbiología está interviniendo en este estudio paralelo de la cepa británica analizando la caracteriología genética de los casos sospechosos para confirmarlos cuanto antes.»En total, hemos cribado unos 964 casos confirmados de COVID de forma aleatoria, y 142 han sido confirmados como de alta sospecha de cepa británica. Aproximadamente del 15%. La evolución va creciendo en las dos últimas semanas. Todavía estamos a la espera de la secuenciación. Es un proceso que no va tan rápido. Tarda varias semanas. Es muy probable que se vayan a confirmar», ha informado el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez.En todo caso, al menos hoy, la situación se considera «estable», según Reinhard, lo cual no quiere decir que esto tenga repercusión inmediata en las hospitalizaciones, sobre todo en las unidades de cuidados intensivos. La tasa de incidencia comunitaria a 14 días hace que, al menos en lo que atañe a las UCI, el porcentaje de ocupación (23% este miércoles) no vaya a descender sino a aumentar, a medida que los positivos evolucionen. La tasa de ocupación de la UCI está fluctuando estos días entre el 20 y el 27%, de hecho Cantabria se sitúa este este miércoles en un estado de alerta 3, aunque no se descarta que vuelva rápidamente al 4, precisamente por esta fluctuación de la ocupación de la UCI que determina el estado de alarma de la Comunidad.En los últimos siete días se han detectado en Cantabria 1.012 casos de coronavirus, un crecimiento del 11% con respecto respecto a la semana anterior, que experimentó un crecimiento en los contagios del 33%. Esta ralentización implica casos de todo tipo: en Torrelavega está descendiendo, en Reinosa se mantiene estable y es creciente en Santander y Laredo.Read MoreElDiario.es – ElDiario.es

Publicada el
Categorizado como Noticias

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Generated by Feedzy