Castilla y León informará a los médicos de las medidas que exige Vox para las embarazadas y dejará a su criterio aplicarlas Laura Cornejo

La Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León enviará el lunes una Instrucción (una directriz de actuación) a los profesionales sanitarios con las medidas «provida» que anunció Vox este jueves y que consisten ofrecer a las embarazadas escuchar el latido fetal, hacer ecografías 4D y derivarlas a salud mental si lo requieren, pero con una precisión a las demandas de la extrema derecha: lo que imperará es el criterio médico, o lo que es lo mismo, una gestante no podrá requerir una ecografía para ver al feto si no hay razones médicas que indiquen que hay que hacerla. Así lo han precisado fuentes de la Consejería de Sanidad a elDiario.es poco después de que El País publicase que se va a instar a partir del lunes a los médicos a ofrecer a las embarazadas las medidas pactadas con Vox y unas declaraciones del consejero, Alejandro Vázquez, en las que asegura que las ecografías 4D pueden hacerse desde el primer trimestre «aunque no tienen mucho sentido». «Entendemos que se pueda realizar desde el primer momento, pero es verdad que es más eficiente en el tercer trimestre, aunque se ofrezca incluso en fase casi embrionaria», dijo al periódico. Sanidad ha matizado estas declaraciones asegurando que se ha producido una omisión por parte de Vázquez después de un día entero atendiendo a medios y ha indicado que la postura es la misma que la de esta mañana: son pruebas que sólo pueden hacerse bajo criterio médico y no a elección de las embarazadas y tienen como finalidad confirmar o descartar problemas en el feto, no que se vea su cara.

Insisten además en que estas pruebas siempre se han hecho cuando se ha considerado necesario y que el único cambio es el de instalar equipos en los dos hospitales que no tienen, Ávila y Segovia. Respecto al latido fetal, también es una prueba que se realiza habitualmente y que depende del criterio del médico. De hecho, puntualizan, el latido fetal no siempre puede escucharse en las primeras semanas del embarazo y sí al final del primer trimestre.

La Instrucción, de facto no cambia nada, porque durante las ecografías del segundo y tercer trimestre es normal ofrecer a las gestantes la escucha del latido, y también es habitual realizar ecografías 4D ante la sospecha de problemas en el feto y que los resultados son más claros en la última fase del embarazo.

La Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León enviará el lunes una Instrucción (una directriz de actuación) a los profesionales sanitarios con las medidas «provida» que anunció Vox este jueves y que consisten ofrecer a las embarazadas escuchar el latido fetal, hacer ecografías 4D y derivarlas a salud mental si lo requieren, pero con una precisión a las demandas de la extrema derecha: lo que imperará es el criterio médico, o lo que es lo mismo, una gestante no podrá requerir una ecografía para ver al feto si no hay razones médicas que indiquen que hay que hacerla. Así lo han precisado fuentes de la Consejería de Sanidad a elDiario.es poco después de que El País publicase que se va a instar a partir del lunes a los médicos a ofrecer a las embarazadas las medidas pactadas con Vox y unas declaraciones del consejero, Alejandro Vázquez, en las que asegura que las ecografías 4D pueden hacerse desde el primer trimestre «aunque no tienen mucho sentido». «Entendemos que se pueda realizar desde el primer momento, pero es verdad que es más eficiente en el tercer trimestre, aunque se ofrezca incluso en fase casi embrionaria», dijo al periódico. Sanidad ha matizado estas declaraciones asegurando que se ha producido una omisión por parte de Vázquez después de un día entero atendiendo a medios y ha indicado que la postura es la misma que la de esta mañana: son pruebas que sólo pueden hacerse bajo criterio médico y no a elección de las embarazadas y tienen como finalidad confirmar o descartar problemas en el feto, no que se vea su cara.Insisten además en que estas pruebas siempre se han hecho cuando se ha considerado necesario y que el único cambio es el de instalar equipos en los dos hospitales que no tienen, Ávila y Segovia. Respecto al latido fetal, también es una prueba que se realiza habitualmente y que depende del criterio del médico. De hecho, puntualizan, el latido fetal no siempre puede escucharse en las primeras semanas del embarazo y sí al final del primer trimestre.La Instrucción, de facto no cambia nada, porque durante las ecografías del segundo y tercer trimestre es normal ofrecer a las gestantes la escucha del latido, y también es habitual realizar ecografías 4D ante la sospecha de problemas en el feto y que los resultados son más claros en la última fase del embarazo.Leer máselDiario.es – elDiario.es

Publicada el
Categorizado como Noticias

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.