Cómo proteger a tu perro o gato durante la ola de frío Eva San Martín

Cómo proteger a tu perro o gato durante la ola de frío

Si por algo recordaremos a la borrasca Filomena, será por las históricas nevadas que han puesto en jaque a buena parte de España. Y por la ola de frío que ha dejado a su paso, que ha desplomado los termómetros hasta los 25ºC bajo cero, y mantendrá a varias provincias en riesgo. Con la que está cayendo, ¿cómo mantenernos seguros? 

No solo es importante proteger nuestras casas y tuberías ante el pronóstico polar de esta semana; y evitar los peligrosos resbalones. «Durante estos días de frío crítico, también hay que tener un especial cuidado con los animales«, ha recordado a través de sus redes sociales la Dirección General de Derechos de los Animales. Y acompaña esta información con un gráfico que refleja la temperatura que puede soportar de media un perro en función de su tamaño, sin poner en riesgo su bienestar o salud. 

Gráfico: 

Si hace frío para ti, hace frío para tu camarada peludo, advierten los veterinarios. Como nos sucede a los humanos, perros y gatos (y otros animales) también enferman si están expuestos a estas bajas temperaturas durante mucho tiempo. No des por hecho que tu perro está preparado para cualquier invierno, y aún menos tu gato. 

El primer consejo: mantén a tu gato dentro de casa y protegido del frío. Esto rige para todos, pero resulta especialmente esencial para felinos mayores o cachorros, ya que son los que peor regulan su temperatura. Aun así, tu perro necesitará salir a hacer sus necesidades. Por eso, los veterinarios recomiendan acortar la duración de los paseos, y salir con mayor frecuencia, si fuera necesario. 

Para mantenerlos calientes, según afirman los veterinarios, hay que plantearse ponerles un abrigo, sobre todo a los perros mayores o de pelo fino. En general, «todos los perros de pelo corto, como los chihuahuas, galgos o podencos agradecerán un abrigo«, explica el veterinario Miguel Seco. Conservar la temperatura corporal resulta especialmente crítico para los cachorros y para los perros más pequeños, ya que son los más propensos a perder calor; además de los perros delgados, mayores y todos aquellos que padezcan un problema de salud, como un fallo cardiaco, diabetes o artritis. 

Escoge un abrigo perruno que le cubra desde la base del cuello hasta la cola, y que proteja el pecho y el abdomen. Si no tienes en casa, plantéate fabricar uno: Internet está lleno de tutoriales para fabricarlos con prendas viejas. 

«Los gatos de colonias felinas se refugian en los coches: así que antes de arrancarlo, da un golpecito en el capó para que salgan», recuerda la Dirección General de Derecho de los Animales. Además, en plena ola de frío, proteger los refugios de los gatos que viven en la calle resulta más necesario que nunca; y es esencial respetarlos. O puedes construir uno en casa para ayudar a estos felinos que viven en tu barrio a sobrevivir durante las heladas. 

¿Y qué hay de tu gato casero? Si tiene acceso al exterior, los veterinarios instan a que se quede dentro durante la ola de frío; sobre todo, si vives con un felino mayor. La Asociación de Veterinarios Británicos advierte en un comunicado de que los gatos corren, además, un riesgo especial de intoxicación por anticongelante, que puede ser mortal para ellos incluso en pequeñas cantidades. Y «si puedes, deja alimento adecuado para aves en balcones y ventanas, nunca en el suelo o la calle que pueda generar suciedad», incide la dirección general.

Las almohadillas de tu compañero peludo soportan bien el frío moderado, «pero no estas temperaturas frías críticas, que las seca y agrieta, con consecuencias muy dolorosas», incide Seco. En este sentido, es importante hidratar las almohadillas antes de salir: existen productos veterinarios específicos; pero un poco de vaselina también puede servir. 

Además, recuerda limpiarle las patas y la barriga al regresar a casa para eliminar cualquier rastro de hielo o arena. Y revisa sus almohadillas para ver si tienen grietas o se han enrojecido. 

Durante la ola de frío, tu gato reclamará aún con mayor énfasis la manta más caliente del salón. Y tu perro agradecerá que le hagas hueco en la cama para enroscarse bajo el edredón. Así que recuerda ofrecer a tu amigo de cuatro patas diversos sitios mullidos, dentro de casa, calientes, y protegidos de las corrientes de aire: cuanto más separados del suelo, más resguardados estarán. Aún mejor: si a tu gato o perro le gusta dormir contigo (y tú logras pegar ojo), deja la puerta abierta de tu habitación; y, si puedes, mantén la calefacción encendida. 

Un truco divertido para perrificar y gatificar tu salón durante el temporal de frío: coloca una caja de cartón de lado, para facilitar el acceso, rellénala con mantas y colócala cerca (no pegada) de un radiador: puesto que el cartón es un buen aislante, una caja constituye un refugio cálido para gatos dentro de casa, además de muy barato. 

Otra idea casera y peluda: revuelve la cama y coloca unas mantas estratégicamente para que tu gato o tu perro se enrosque en ellas y las use como cueva caliente. 

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Si por algo recordaremos a la borrasca Filomena, será por las históricas nevadas que han puesto en jaque a buena parte de España. Y por la ola de frío que ha dejado a su paso, que ha desplomado los termómetros hasta los 25ºC bajo cero, y mantendrá a varias provincias en riesgo. Con la que está cayendo, ¿cómo mantenernos seguros? No solo es importante proteger nuestras casas y tuberías ante el pronóstico polar de esta semana; y evitar los peligrosos resbalones. «Durante estos días de frío crítico, también hay que tener un especial cuidado con los animales», ha recordado a través de sus redes sociales la Dirección General de Derechos de los Animales. Y acompaña esta información con un gráfico que refleja la temperatura que puede soportar de media un perro en función de su tamaño, sin poner en riesgo su bienestar o salud. Gráfico: Si hace frío para ti, hace frío para tu camarada peludo, advierten los veterinarios. Como nos sucede a los humanos, perros y gatos (y otros animales) también enferman si están expuestos a estas bajas temperaturas durante mucho tiempo. No des por hecho que tu perro está preparado para cualquier invierno, y aún menos tu gato. El primer consejo: mantén a tu gato dentro de casa y protegido del frío. Esto rige para todos, pero resulta especialmente esencial para felinos mayores o cachorros, ya que son los que peor regulan su temperatura. Aun así, tu perro necesitará salir a hacer sus necesidades. Por eso, los veterinarios recomiendan acortar la duración de los paseos, y salir con mayor frecuencia, si fuera necesario. Para mantenerlos calientes, según afirman los veterinarios, hay que plantearse ponerles un abrigo, sobre todo a los perros mayores o de pelo fino. En general, «todos los perros de pelo corto, como los chihuahuas, galgos o podencos agradecerán un abrigo», explica el veterinario Miguel Seco. Conservar la temperatura corporal resulta especialmente crítico para los cachorros y para los perros más pequeños, ya que son los más propensos a perder calor; además de los perros delgados, mayores y todos aquellos que padezcan un problema de salud, como un fallo cardiaco, diabetes o artritis. Escoge un abrigo perruno que le cubra desde la base del cuello hasta la cola, y que proteja el pecho y el abdomen. Si no tienes en casa, plantéate fabricar uno: Internet está lleno de tutoriales para fabricarlos con prendas viejas. «Los gatos de colonias felinas se refugian en los coches: así que antes de arrancarlo, da un golpecito en el capó para que salgan», recuerda la Dirección General de Derecho de los Animales. Además, en plena ola de frío, proteger los refugios de los gatos que viven en la calle resulta más necesario que nunca; y es esencial respetarlos. O puedes construir uno en casa para ayudar a estos felinos que viven en tu barrio a sobrevivir durante las heladas. ¿Y qué hay de tu gato casero? Si tiene acceso al exterior, los veterinarios instan a que se quede dentro durante la ola de frío; sobre todo, si vives con un felino mayor. La Asociación de Veterinarios Británicos advierte en un comunicado de que los gatos corren, además, un riesgo especial de intoxicación por anticongelante, que puede ser mortal para ellos incluso en pequeñas cantidades. Y «si puedes, deja alimento adecuado para aves en balcones y ventanas, nunca en el suelo o la calle que pueda generar suciedad», incide la dirección general.Las almohadillas de tu compañero peludo soportan bien el frío moderado, «pero no estas temperaturas frías críticas, que las seca y agrieta, con consecuencias muy dolorosas», incide Seco. En este sentido, es importante hidratar las almohadillas antes de salir: existen productos veterinarios específicos; pero un poco de vaselina también puede servir. Además, recuerda limpiarle las patas y la barriga al regresar a casa para eliminar cualquier rastro de hielo o arena. Y revisa sus almohadillas para ver si tienen grietas o se han enrojecido. Durante la ola de frío, tu gato reclamará aún con mayor énfasis la manta más caliente del salón. Y tu perro agradecerá que le hagas hueco en la cama para enroscarse bajo el edredón. Así que recuerda ofrecer a tu amigo de cuatro patas diversos sitios mullidos, dentro de casa, calientes, y protegidos de las corrientes de aire: cuanto más separados del suelo, más resguardados estarán. Aún mejor: si a tu gato o perro le gusta dormir contigo (y tú logras pegar ojo), deja la puerta abierta de tu habitación; y, si puedes, mantén la calefacción encendida. Un truco divertido para perrificar y gatificar tu salón durante el temporal de frío: coloca una caja de cartón de lado, para facilitar el acceso, rellénala con mantas y colócala cerca (no pegada) de un radiador: puesto que el cartón es un buen aislante, una caja constituye un refugio cálido para gatos dentro de casa, además de muy barato. Otra idea casera y peluda: revuelve la cama y coloca unas mantas estratégicamente para que tu gato o tu perro se enrosque en ellas y las use como cueva caliente. Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletinesRead MoreElDiario.es – ElDiario.es

Publicada el
Categorizado como Noticias

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Generated by Feedzy