Del 80% de Asturias al 5% de Cantabria y el 6% de Madrid: las cifras de vacunación durante la primera semana Marta Borraz, Ana Ordaz

Del 80% de Asturias al 5% de Cantabria y el 6% de Madrid: las cifras de vacunación durante la primera semana

El inicio de la vacunación contra el coronavirus está siendo más lento de lo esperado. Una semana después de que diera comienzo la campaña, las cifras revelan que el número de dosis aplicadas hasta ahora está lejos del total disponible para las comunidades en la primera remesa. La coincidencia con las fiestas navideñas y las dificultades logísticas son algunos de los motivos aducidos por los gobiernos autonómicos, que están recibiendo este lunes el segundo lote de viales y que confían en acelerar el ritmo para cumplir con los planes: haber vacunado a unos 2,5 millones de personas y completar la primera fase de la estrategia hacia el mes de marzo.

A pesar de que el pasado 16 de diciembre, Sanidad acordó que las comunidades deben remitir diariamente al Ministerio los datos de vacunación, aún no hay una cifra oficial global y tampoco todos los gobiernos hacen pública la suya. Con todo, según los datos de once autonomías recopilados por eldiario.es, hay gran disparidad entre unos territorios y otros. Cantabria y Madrid, que ha abierto la puerta a recurrir al sector privado para acelerar el proceso, son las que menos han administrado: un 5% y un 6% respectivamente, mientras que Asturias ocupa el primer lugar, con el 80% de las vacunas del primer lote ya inyectadas. Catalunya ha utilizado el 13%, el 11% Castilla-La Mancha, Andalucía el 37% y Galicia el 51%.

Por el momento, España está usando la vacuna de Pfizer/BioNTech, la única autorizada por la Agencia Europea del Medicamento. El organismo decidió acelerar la evaluación tras la presión de varios países, lo que adelantó el inicio de la campaña al domingo 27 de diciembre con una administración simbólica en residencias de mayores. Después las comunidades recibieron el primer lote semanal –con cierto retraso debido a un fallo logístico de la empresa– que se repetirá cada lunes hasta alcanzar las 4,5 millones de dosis previstas en 12 semanas.

La Generalitat de Catalunya, que ha administrado 7.774 vacunas de las 60.000 recibidas, ha aducido problemas logísticos con el transporte de las neveras para conservar las vacunas, que se suma a que en el caso de las residencias, se necesita el consentimiento de los familiares y a que los equipos de vacunación no han estado plenamente activos estos días. El 1 de enero, por ejemplo, Catalunya solo vacunó a dos personas, por lo que ha anunciado que lo hará también en los festivos. Por su parte, el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso, que cuenta con 48.750 dosis semanales, calificó esta primera semana en la Comunidad de Madrid de «pilotaje» y explicó que «no era la mejor semana», tanto por los problemas de distribución de vacunas del lunes, como por las fiestas navideñas, que han hecho que muchos mayores no estén en las residencias. Además, la secretaria general del PP en Madrid, Ana Camins, lo achacó a las vacaciones de Navidad del personal encargado de la tarea.

Cantabria es la comunidad que menos dosis ha administrado por el momento. Y es que esta región, que prevé ahora cuadruplicar su ritmo, tan solo puso la pasada semana el 5% de las dosis recibidas, un total de 304 de las 5.850 de la primera remesa. El Ejecutivo autonómico reconoce que «la campaña va más despacio de lo deseado» y al principio alegó que la razón eran los festivos, pero este lunes el consejero ha achacado la «lentitud» a la «complejidad del proceso en residencias».

Tras esta semana inicial, sobrevuelan las críticas a la falta de planificación y a la paralización durante los días festivos, a pesar de que los profesionales de Atención Primaria ya pidieron refuerzos cuando comenzaron a conocerse los primeros detalles de la estrategia. Para Antoni Trilla, el jefe del Servicio de Medicina Preventiva y Epidemiología del Hospital Clínic, se «ha pecado en querer correr demasiado» con la vacunación y ha considerado que se necesitaba «un poco más de preparación y un poco de realismo en estas fechas», ha afirmado en una entrevista.

En Castilla-La Mancha se han puesto un total de 2.036 inyecciones de las 17.550 disponibles. Se trata del 11,6% del total, una cifra baja que la consejería de Sanidad explica también debido al «gran número de festivos» que ha habido desde la llegada de la vacuna a territorio autonómico. Desde el departamento, aseguran también que pretenden que la situación se «regularice» esta semana. Aragón, de momento, ha administrado 1.885 dosis de las 12.015 recibidas, un 15,7%, pero desde el Gobierno autonómico justifican que es lo que estaba previsto, teniendo en cuenta las fechas.

Otras comunidades, sin embargo, van más adelantadas. Asturias es la que más dosis ha puesto: un total de 9.707 residentes y trabajadores de centros residenciales de Asturias ya está vacunado (el 80,7 por ciento de las 12.070 disponibles), según datos facilitados por el director general de Salud Pública, Rafael Cofiño, que ha asegurado que se está llevando a cabo de forma satisfactoria e ininterrumpida. Tampoco el proceso se ha detenido durante el fin de semana en Galicia, que ha vacunado hasta este domingo a 9.500 personas. Es el 51,35% de las 18.000 que contiene el lote semanal que le corresponde.

Por su parte, Andalucía ha utilizado hasta el domingo 26.464 de las 71.067 dosis que le corresponden cada siete días, lo que supone un 37%. Similar, aunque algo más elevado, es el porcentaje registrado en Castilla y León, que ha administrado el 44% de las vacunas recibidas. Ambas comunidades han explicado que los porcentajes no alcanzan el 100% porque se reservan paquetes de vacunas con el objetivo de garantizar la vacunación con la segunda dosis a estas mismas personas y así completar la inmunización. Por su parte, Canarias ha inyectado casi la mitad, un 47% – 4.593 personas de 9750 dosis– y Murcia un 39,4%.

La lentitud del arranque ha generado inquietud y se produce en medio de un escenario de alza de los contagios. A pesar de que no contamos con datos desde el pasado 31 de diciembre, todos los indicadores epidemiológicos auguran una tercera ola que puede recrudecerse tras la reuniones navideñas. El pasado jueves, en la víspera de Nochevieja, España registró el peor dato de contagios diario en mes y medio y la incidencia acumulada en 14 días supera ya el nivel de alerta más alto del ‘semáforo’ de riesgo diseñado por Sanidad. Una situación que esta tarde analizarán las comunidades y el Ministerio.

Con los 4,5 millones de viales que recibirá España de Pfizer, y teniendo en cuenta que requiere dos dosis separadas por 21 días, el objetivo es inmunizar a usuarios y trabajadores de residencias, sanitarios y grandes dependientes. Se trata de la primera etapa del plan, que en total contempla unos 15 grupos hasta alcanzar a la población general. Con todo, es previsible que con el paso del tiempo se cuente con un suministro más amplio: la Agencia Europea del Medicamento prevé dar luz verde a la vacuna de Moderna el 6 de enero, aunque no vaya a aterrizar en España hasta el segundo trimestre de 2021 y la desarrollada por la Universidad de Oxford y AstraZeneca ha comenzado a aplicarse este lunes en Reino Unido.

Con todo, los retrasos en la vacunación no son exclusivos de España. Los procesos están siendo más lentos de lo esperado en otros países de la Unión Europea como Alemania, Italia o Francia. El presidente francés, Emmanuel Macron ha prometido que no habrá más retrasos «injustificados» y en Alemania la oposición considera que la campaña no fue lo suficientemente preparada por el Gobierno. Ante este escenario de incremento de los contagios, la UE ha decidido adquirir 100 millones de dosis adicionales a Pfizer/BioNTech para acelerar la estrategia, mientras que la farmacéutica ha comunicado que prevé acelerar su producción.

Algo parecido se ha repetido en Estados Unidos, donde el epidemiólogo jefe, Anthony Fauci, reconoció este domingo que ha habido retrasos en el programa de vacunaciones, pero ha asegurado que se acelerará. «Ha habido un par de problemas técnicos y eso es comprensible», dijo antes de señalar que lo importante es «ver lo que pasa en la próxima semana o semana y media».

Reportaje elaborado con información de Francisca Bravo, Daniel Cela, Rubén Alonso, Alba Camazón, Beatriz Muñoz y Candela Canales

El inicio de la vacunación contra el coronavirus está siendo más lento de lo esperado. Una semana después de que diera comienzo la campaña, las cifras revelan que el número de dosis aplicadas hasta ahora está lejos del total disponible para las comunidades en la primera remesa. La coincidencia con las fiestas navideñas y las dificultades logísticas son algunos de los motivos aducidos por los gobiernos autonómicos, que están recibiendo este lunes el segundo lote de viales y que confían en acelerar el ritmo para cumplir con los planes: haber vacunado a unos 2,5 millones de personas y completar la primera fase de la estrategia hacia el mes de marzo.A pesar de que el pasado 16 de diciembre, Sanidad acordó que las comunidades deben remitir diariamente al Ministerio los datos de vacunación, aún no hay una cifra oficial global y tampoco todos los gobiernos hacen pública la suya. Con todo, según los datos de once autonomías recopilados por eldiario.es, hay gran disparidad entre unos territorios y otros. Cantabria y Madrid, que ha abierto la puerta a recurrir al sector privado para acelerar el proceso, son las que menos han administrado: un 5% y un 6% respectivamente, mientras que Asturias ocupa el primer lugar, con el 80% de las vacunas del primer lote ya inyectadas. Catalunya ha utilizado el 13%, el 11% Castilla-La Mancha, Andalucía el 37% y Galicia el 51%.Por el momento, España está usando la vacuna de Pfizer/BioNTech, la única autorizada por la Agencia Europea del Medicamento. El organismo decidió acelerar la evaluación tras la presión de varios países, lo que adelantó el inicio de la campaña al domingo 27 de diciembre con una administración simbólica en residencias de mayores. Después las comunidades recibieron el primer lote semanal –con cierto retraso debido a un fallo logístico de la empresa– que se repetirá cada lunes hasta alcanzar las 4,5 millones de dosis previstas en 12 semanas.La Generalitat de Catalunya, que ha administrado 7.774 vacunas de las 60.000 recibidas, ha aducido problemas logísticos con el transporte de las neveras para conservar las vacunas, que se suma a que en el caso de las residencias, se necesita el consentimiento de los familiares y a que los equipos de vacunación no han estado plenamente activos estos días. El 1 de enero, por ejemplo, Catalunya solo vacunó a dos personas, por lo que ha anunciado que lo hará también en los festivos. Por su parte, el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso, que cuenta con 48.750 dosis semanales, calificó esta primera semana en la Comunidad de Madrid de «pilotaje» y explicó que «no era la mejor semana», tanto por los problemas de distribución de vacunas del lunes, como por las fiestas navideñas, que han hecho que muchos mayores no estén en las residencias. Además, la secretaria general del PP en Madrid, Ana Camins, lo achacó a las vacaciones de Navidad del personal encargado de la tarea. Cantabria es la comunidad que menos dosis ha administrado por el momento. Y es que esta región, que prevé ahora cuadruplicar su ritmo, tan solo puso la pasada semana el 5% de las dosis recibidas, un total de 304 de las 5.850 de la primera remesa. El Ejecutivo autonómico reconoce que «la campaña va más despacio de lo deseado» y al principio alegó que la razón eran los festivos, pero este lunes el consejero ha achacado la «lentitud» a la «complejidad del proceso en residencias». Tras esta semana inicial, sobrevuelan las críticas a la falta de planificación y a la paralización durante los días festivos, a pesar de que los profesionales de Atención Primaria ya pidieron refuerzos cuando comenzaron a conocerse los primeros detalles de la estrategia. Para Antoni Trilla, el jefe del Servicio de Medicina Preventiva y Epidemiología del Hospital Clínic, se «ha pecado en querer correr demasiado» con la vacunación y ha considerado que se necesitaba «un poco más de preparación y un poco de realismo en estas fechas», ha afirmado en una entrevista.En Castilla-La Mancha se han puesto un total de 2.036 inyecciones de las 17.550 disponibles. Se trata del 11,6% del total, una cifra baja que la consejería de Sanidad explica también debido al «gran número de festivos» que ha habido desde la llegada de la vacuna a territorio autonómico. Desde el departamento, aseguran también que pretenden que la situación se «regularice» esta semana. Aragón, de momento, ha administrado 1.885 dosis de las 12.015 recibidas, un 15,7%, pero desde el Gobierno autonómico justifican que es lo que estaba previsto, teniendo en cuenta las fechas.Otras comunidades, sin embargo, van más adelantadas. Asturias es la que más dosis ha puesto: un total de 9.707 residentes y trabajadores de centros residenciales de Asturias ya está vacunado (el 80,7 por ciento de las 12.070 disponibles), según datos facilitados por el director general de Salud Pública, Rafael Cofiño, que ha asegurado que se está llevando a cabo de forma satisfactoria e ininterrumpida. Tampoco el proceso se ha detenido durante el fin de semana en Galicia, que ha vacunado hasta este domingo a 9.500 personas. Es el 51,35% de las 18.000 que contiene el lote semanal que le corresponde. Por su parte, Andalucía ha utilizado hasta el domingo 26.464 de las 71.067 dosis que le corresponden cada siete días, lo que supone un 37%. Similar, aunque algo más elevado, es el porcentaje registrado en Castilla y León, que ha administrado el 44% de las vacunas recibidas. Ambas comunidades han explicado que los porcentajes no alcanzan el 100% porque se reservan paquetes de vacunas con el objetivo de garantizar la vacunación con la segunda dosis a estas mismas personas y así completar la inmunización. Por su parte, Canarias ha inyectado casi la mitad, un 47% – 4.593 personas de 9750 dosis– y Murcia un 39,4%.La lentitud del arranque ha generado inquietud y se produce en medio de un escenario de alza de los contagios. A pesar de que no contamos con datos desde el pasado 31 de diciembre, todos los indicadores epidemiológicos auguran una tercera ola que puede recrudecerse tras la reuniones navideñas. El pasado jueves, en la víspera de Nochevieja, España registró el peor dato de contagios diario en mes y medio y la incidencia acumulada en 14 días supera ya el nivel de alerta más alto del ‘semáforo’ de riesgo diseñado por Sanidad. Una situación que esta tarde analizarán las comunidades y el Ministerio.Con los 4,5 millones de viales que recibirá España de Pfizer, y teniendo en cuenta que requiere dos dosis separadas por 21 días, el objetivo es inmunizar a usuarios y trabajadores de residencias, sanitarios y grandes dependientes. Se trata de la primera etapa del plan, que en total contempla unos 15 grupos hasta alcanzar a la población general. Con todo, es previsible que con el paso del tiempo se cuente con un suministro más amplio: la Agencia Europea del Medicamento prevé dar luz verde a la vacuna de Moderna el 6 de enero, aunque no vaya a aterrizar en España hasta el segundo trimestre de 2021 y la desarrollada por la Universidad de Oxford y AstraZeneca ha comenzado a aplicarse este lunes en Reino Unido.Con todo, los retrasos en la vacunación no son exclusivos de España. Los procesos están siendo más lentos de lo esperado en otros países de la Unión Europea como Alemania, Italia o Francia. El presidente francés, Emmanuel Macron ha prometido que no habrá más retrasos «injustificados» y en Alemania la oposición considera que la campaña no fue lo suficientemente preparada por el Gobierno. Ante este escenario de incremento de los contagios, la UE ha decidido adquirir 100 millones de dosis adicionales a Pfizer/BioNTech para acelerar la estrategia, mientras que la farmacéutica ha comunicado que prevé acelerar su producción. Algo parecido se ha repetido en Estados Unidos, donde el epidemiólogo jefe, Anthony Fauci, reconoció este domingo que ha habido retrasos en el programa de vacunaciones, pero ha asegurado que se acelerará. «Ha habido un par de problemas técnicos y eso es comprensible», dijo antes de señalar que lo importante es «ver lo que pasa en la próxima semana o semana y media».Reportaje elaborado con información de Francisca Bravo, Daniel Cela, Rubén Alonso, Alba Camazón, Beatriz Muñoz y Candela CanalesRead MoreElDiario.es – ElDiario.es

Publicada el
Categorizado como Noticias

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Generated by Feedzy