Dimiten dos altos cargos de la Sanidad vasca, ambos exconcejales del PNV en Bilbao, por vacunarse saltándose el protocolo Iker Rioja Andueza

Dimiten dos altos cargos de la Sanidad vasca, ambos exconcejales del PNV en Bilbao, por vacunarse saltándose el protocolo

Dos altos cargos del Servicio Vasco de Salud (Osakidetza), los gerentes de los hospitales bilbaínos de Basurto, Eduardo Maíz, y Santa Marina, José Luis Sabas, en ambos casos exconcejales del PNV en la ciudad, han presentado su dimisión este miércoles por haber sido vacunados contra la COVID-19 cuando no formaban parte de los grupos prioritarios definidos para ello. Hasta el martes, únicamente 900 sanitarios en Euskadi habían recibido la primera dosis.

Fuentes del Departamento de Salud confirman que «los directores gerentes de la OSI Bilbao Basurto y del hospital Santa Marina han dimitido» y explican que lo hacen «tras no cumplir con el protocolo establecido para la vacunación contra la COVID-19». ‘El Correo’ indica que Maíz ha pedido disculpas por correo electrónico a la plantilla del hospital. Según se explicó, en primer lugar se inmunizaría al personal de primera línea, como los equipos de UCI, y más adelante se continuaría con el resto de sanitarios.

Eduardo Maíz es licenciado en Medicina y ocupó cargos en la Sanidad vasca hasta que saltó a la política municipal en Bilbao, donde ha sido responsable de las áreas de Seguridad, Urbanismo o Acción social durante la etapa del difunto Iñaki Azkuna, quien también fue consejero de Sanidad con el lehendakari José Antonio Ardanza antes de ser alcalde de Bilbao. Sabas, arquitecto de profesión, llegó en 1985 a Osakidetza como responsable de infraestructuras. En Bilbao lideró las carteras de Cultura y Obras, aunque también ha sido responsable del administrador autonómico de ferrocarriles, ETS.

Dos altos cargos del Servicio Vasco de Salud (Osakidetza), los gerentes de los hospitales bilbaínos de Basurto, Eduardo Maíz, y Santa Marina, José Luis Sabas, en ambos casos exconcejales del PNV en la ciudad, han presentado su dimisión este miércoles por haber sido vacunados contra la COVID-19 cuando no formaban parte de los grupos prioritarios definidos para ello. Hasta el martes, únicamente 900 sanitarios en Euskadi habían recibido la primera dosis.Fuentes del Departamento de Salud confirman que «los directores gerentes de la OSI Bilbao Basurto y del hospital Santa Marina han dimitido» y explican que lo hacen «tras no cumplir con el protocolo establecido para la vacunación contra la COVID-19». ‘El Correo’ indica que Maíz ha pedido disculpas por correo electrónico a la plantilla del hospital. Según se explicó, en primer lugar se inmunizaría al personal de primera línea, como los equipos de UCI, y más adelante se continuaría con el resto de sanitarios.Eduardo Maíz es licenciado en Medicina y ocupó cargos en la Sanidad vasca hasta que saltó a la política municipal en Bilbao, donde ha sido responsable de las áreas de Seguridad, Urbanismo o Acción social durante la etapa del difunto Iñaki Azkuna, quien también fue consejero de Sanidad con el lehendakari José Antonio Ardanza antes de ser alcalde de Bilbao. Sabas, arquitecto de profesión, llegó en 1985 a Osakidetza como responsable de infraestructuras. En Bilbao lideró las carteras de Cultura y Obras, aunque también ha sido responsable del administrador autonómico de ferrocarriles, ETS.Read MoreElDiario.es – ElDiario.es

Publicada el
Categorizado como Noticias

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Generated by Feedzy