El Gobierno trabaja para la aprobación inminente de los indultos antes de la reunión de Sánchez y Aragonès Irene Castro

El Gobierno está ultimando los indultos para los líderes independentistas y prepara su aprobación en las próximas semanas. La intención de Moncloa es que la medida de gracia llegue incluso antes de la reunión de Pedro Sánchez con el president de la Generalitat, Pere Aragonès, prevista para el mes de junio, pero que aún no tiene fecha, según apuntan a elDiario.es fuentes gubernamentales.

La vicepresidenta primera, Carmen Calvo, ha reconocido que los plazos de los expedientes están “terminándose”. “No tardarán mucho”, ha anticipado Calvo sobre la aprobación definitiva de la medida de gracia en el Consejo de Ministros. “Van al ritmo que tienen que ir como expedientes que se tienen que tramitar. No ha sido una carta del Gobierno en ningún momento en clave electoral”, ha expresado la vicepresidenta en una entrevista en Las Cosas Claras de TVE. “Están finalizándose esos expedientes. Estos plazos son explícitos, en cuanto estén terminados irán al Consejo de Ministros como lo hacen todos los demás. No somos un Gobierno que eluda que esta es una decisión política”, ha añadido Calvo

La llegada del informe del Tribunal Supremo ha precipitado el allanamiento de la medida de gracia por parte del Ejecutivo pero también de ERC, que le ha dado el mayor respiro con la carta en la que Oriol Junqueras renuncia a la unilateralidad. También ha habido gestos por parte del jefe del Ejecutivo catalán, que en presencia de Sánchez apostó por el diálogo, aunque admitió que sería “difícil”.

Sus palabras llegaron después de que Sánchez se mostrara por primera vez en público dispuesto a conceder los indultos coincidiendo con el informe del Tribunal Supremo, que fue desfavorable. Hasta ese momento, el presidente había obviado el asunto en sus comparecencias públicas, aunque el Ejecutivo sí había ido allanando el terreno.

Desde que Sánchez dejó el camino expedito a los indultos como una fórmula para rebajar la tensión y mejorar la “convivencia”, el Gobierno se ha lanzado a una operación pedagógica sobre la medida de gracia para convencer a los más escépticos de que es una forma de “pasar página” en Catalunya y superar los peores momentos de la crisis territorial. “La sociedad española tiene que transitar de un mal pasado a un futuro mejor y eso implica también magnanimidad”, expresó el presidente este miércoles desde Argentina.

Moncloa y la Generalitat pretenden retomar la mesa de diálogo una vez se concedan los indultos y se produzca el primer encuentro oficial entre Sánchez y Aragonès. A partir de ahí retomarán la mesa de diálogo que se puso en marcha a raíz del pacto de investidura entre PSOE y ERC y que solo se reunió en una ocasión ante el estallido de la pandemia y las posteriores reticencias del entonces jefe del Govern, Quim Torra. La intención inicial es que se convoque este mismo verano.

En el Gobierno asumen que la Generalitat planteará sus posiciones de entrada, como la amnistía y el referéndum pactado mientras que su planteamiento es avanzar en cuestiones relacionadas con el autogobierno recogidas en lo que Moncloa bautizó como la “agenda del reencuentro”.

El Gobierno está ultimando los indultos para los líderes independentistas y prepara su aprobación en las próximas semanas. La intención de Moncloa es que la medida de gracia llegue incluso antes de la reunión de Pedro Sánchez con el president de la Generalitat, Pere Aragonès, prevista para el mes de junio, pero que aún no tiene fecha, según apuntan a elDiario.es fuentes gubernamentales. La vicepresidenta primera, Carmen Calvo, ha reconocido que los plazos de los expedientes están “terminándose”. “No tardarán mucho”, ha anticipado Calvo sobre la aprobación definitiva de la medida de gracia en el Consejo de Ministros. “Van al ritmo que tienen que ir como expedientes que se tienen que tramitar. No ha sido una carta del Gobierno en ningún momento en clave electoral”, ha expresado la vicepresidenta en una entrevista en Las Cosas Claras de TVE. “Están finalizándose esos expedientes. Estos plazos son explícitos, en cuanto estén terminados irán al Consejo de Ministros como lo hacen todos los demás. No somos un Gobierno que eluda que esta es una decisión política”, ha añadido CalvoLa llegada del informe del Tribunal Supremo ha precipitado el allanamiento de la medida de gracia por parte del Ejecutivo pero también de ERC, que le ha dado el mayor respiro con la carta en la que Oriol Junqueras renuncia a la unilateralidad. También ha habido gestos por parte del jefe del Ejecutivo catalán, que en presencia de Sánchez apostó por el diálogo, aunque admitió que sería “difícil”. Sus palabras llegaron después de que Sánchez se mostrara por primera vez en público dispuesto a conceder los indultos coincidiendo con el informe del Tribunal Supremo, que fue desfavorable. Hasta ese momento, el presidente había obviado el asunto en sus comparecencias públicas, aunque el Ejecutivo sí había ido allanando el terreno. Desde que Sánchez dejó el camino expedito a los indultos como una fórmula para rebajar la tensión y mejorar la “convivencia”, el Gobierno se ha lanzado a una operación pedagógica sobre la medida de gracia para convencer a los más escépticos de que es una forma de “pasar página” en Catalunya y superar los peores momentos de la crisis territorial. “La sociedad española tiene que transitar de un mal pasado a un futuro mejor y eso implica también magnanimidad”, expresó el presidente este miércoles desde Argentina.Moncloa y la Generalitat pretenden retomar la mesa de diálogo una vez se concedan los indultos y se produzca el primer encuentro oficial entre Sánchez y Aragonès. A partir de ahí retomarán la mesa de diálogo que se puso en marcha a raíz del pacto de investidura entre PSOE y ERC y que solo se reunió en una ocasión ante el estallido de la pandemia y las posteriores reticencias del entonces jefe del Govern, Quim Torra. La intención inicial es que se convoque este mismo verano. En el Gobierno asumen que la Generalitat planteará sus posiciones de entrada, como la amnistía y el referéndum pactado mientras que su planteamiento es avanzar en cuestiones relacionadas con el autogobierno recogidas en lo que Moncloa bautizó como la “agenda del reencuentro”.Read MoreElDiario.es – ElDiario.es

Publicada el
Categorizado como Noticias

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.