El restaurante Saddle y la glamurosa cocina de sala José Carlos Capel

Poco después de comer en Saddle hice un rápido balance de los platos del menú que nos habían terminado en la sala. En total 5 salados a los que se sumó el suflé al Grand Marnier, contrapunto goloso del almuerzo.

Seguir leyendo.

Una parcela casi extinguida de la mejor alta cocina

Publicada el
Categorizado como Noticias

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Generated by Feedzy