Lluís Llongueras: “Despeiné a España para liberar a las mujeres” Joana Bonet

Lluís Llongueras tiene frío. Su hipersensibilidad térmica ha aumentado con los años, por ello en su casa se respira Caribe. Advierte una mínima rendija en las puertas que dan al jardín que nadie más ve, y su esposa, Jocelyne Novella, se levanta a cerrarlas. “Por las noches, ella duerme sin ropa, encima de la colcha, y yo paso muchos momentos observando sus curvas, acariciándola”, cuenta. Eros habita en esta casa de Pedralbes, decorada con sus propias esculturas, siempre mujeres, siempre desnudas.

Seguir leyendo.

Lluís Llongueras tiene frío. Su hipersensibilidad térmica ha aumentado con los años, por ello en su casa se respira Caribe. Advierte una mínima rendija en las puertas que dan al jardín que nadie más ve, y su esposa, Jocelyne Novella, se levanta a cerrarlas. “Por las noches, ella duerme sin ropa, encima de la colcha, y yo paso muchos momentos observando sus curvas, acariciándola”, cuenta. Eros habita en esta casa de Pedralbes, decorada con sus propias esculturas, siempre mujeres, siempre desnudas.Seguir leyendo.

Publicada el
Categorizado como Noticias

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Generated by Feedzy