Volkswagen, condenada a pagar 3.000 euros a los afectados españoles por el Dieselgate Economía

Volkswagen, condenada a pagar 3.000 euros a los afectados españoles por el Dieselgate

El juzgado de lo Mercantil número 1 de Madrid ha condenado a Volkswagen a desembolsar 16,33 millones de euros entre los perjudicados por la manipulación de los motores diésel en el conocido como «dieselgate». La compañía alemana de automóviles deberá pagar 3.000 euros a cada uno de los 5.444 afectados que presentaron la demanda colectiva a través de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

El juez ha dado por probado la manipulación de los motores diésel de la familia EA 189 al estimar que el «software» instalado camufló las condiciones de las emisiones contaminantes de los vehículos.

El magistrado añade que la actuación de Volkswagen representa una «práctica comercial desleal» y ordena al grupo automovilístico a que «cese en esta conducta, le prohíbe su repetición en el futuro, y le obliga a la reparación de todos los vehículos afectados, mediante la modificación, de manera gratuita, del software instalado o cambio de hardware si fuera preciso». Además, la compañía automovilística ha sido condenada al pago de las costas, con expresa declaración de temeridad.

Fuentes del grupo Volkswagen han indicado a Efe que la sentencia no es firme y que se va a presentar recurso de apelación ante la instancia correspondiente.

El juzgado de lo Mercantil número 1 de Madrid ha condenado a Volkswagen a desembolsar 16,33 millones de euros entre los perjudicados por la manipulación de los motores diésel en el conocido como «dieselgate». La compañía alemana de automóviles deberá pagar 3.000 euros a cada uno de los 5.444 afectados que presentaron la demanda colectiva a través de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).El juez ha dado por probado la manipulación de los motores diésel de la familia EA 189 al estimar que el «software» instalado camufló las condiciones de las emisiones contaminantes de los vehículos. El magistrado añade que la actuación de Volkswagen representa una «práctica comercial desleal» y ordena al grupo automovilístico a que «cese en esta conducta, le prohíbe su repetición en el futuro, y le obliga a la reparación de todos los vehículos afectados, mediante la modificación, de manera gratuita, del software instalado o cambio de hardware si fuera preciso». Además, la compañía automovilística ha sido condenada al pago de las costas, con expresa declaración de temeridad.Fuentes del grupo Volkswagen han indicado a Efe que la sentencia no es firme y que se va a presentar recurso de apelación ante la instancia correspondiente.Read MoreElDiario.es – ElDiario.es

Publicada el
Categorizado como Noticias

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Generated by Feedzy